empaques plasticos

El empaque como herramienta de mercadotecnia

“La primera impresión jamás se olvida” o “el que no enseña no vende”, esto aplica para muchas cosas, pero en la mercadotecnia esa primera impresión, la cual solo se puede causar una vez, se genera a través de los empaques plásticos. El empaque es el recipiente, envase o cubierta que tiene un producto, su objetivo principal es protegerlo, facilitar su transportación y conservación, sin embargo es evidente que las funciones de este han evolucionado y actualmente ha cobrado importancia su papel como “carta de presentación” del producto en sí.

 

Anteriormente, las funciones del empaque eran únicamente con fines prácticos, sin embargo ha cobrado relevancia en los últimos años, sobre todo, desde el punto de vista del marketing estratégico, pues un empaque llamativo, original y novedoso le da al producto una ventaja sobre su competencia en el punto de venta. Es decir, debemos diseñar empaques plásticos llamativos y dejar que ellos hagan su tarea. Otro de los beneficios de la envoltura es que en ella se puede proporcionar información del producto y/o la marca, se crea un diferenciador con otros productos similares, se detallan beneficios del producto, se segmenta el mercado y se puede motivar a la compra del producto.

 

Cuando se procede a diseñar el envase o empaque, es importante que refleje la personalidad de la marca, debe comunicar de una manera simple y clara lo que es el producto que contiene. De igual manera, debe haber sinergia en toda la campaña de comunicación y publicidad que conlleve el producto en cuestión. Entendamos al empaque como el último escalón entre la publicidad y la acción del consumidor de adquirir dicho producto, su papel es determinante y por eso no debe perderse de vista la importancia de un buen diseño, con materiales de calidad óptima y la fabricación adecuada.

 

Siguiendo en el tema del diseño, la combinación correcta de colores, la tipografía que vaya de la mano con la identidad de la marca, la imagen que dé el empaque dentro de un anaquel, puede ser determinante para que haya una compra o no. Es ideal que desde una distancia considerable un cliente potencial reconozca e identifique el producto y su envoltura. Evitemos imitar a la competencia, esto solo va a confundir al cliente, tal vez de primer momento, en medio de la confusión, adquiera nuestro producto, pero después, solo nos identificaría como una copia mala y NO es lo que buscamos, por el contrario, deseamos destacar.

 

En un mercado tan competido como el actual, es necesario resaltar utilizando la innovación y la creatividad, busquemos nuevos materiales, originales presentaciones, textos llamativos y no repetitivos, y en esto los empaques plásticos son una gran opción, pues son adaptables a muchas formas y su costo es bajo, ya que no se trata tampoco de que el costo del empaque impacte directamente en el precio final del producto que paga el consumidor. Se busca innovar, pero no afectar al cliente.

 

Anteriormente hablábamos de la posibilidad de segmentar por medio del empaque, pero ¿a qué se refiere esto exactamente? Por poner un ejemplo, con un empaque de diferente diseño se puede envasar un mismo producto y así atacar a dos segmentos distintos de mercado, de distintos estratos sociales, con diferentes hábitos de consumo. Tengamos claro que no todos los clientes potenciales o consumidores necesitan lo mismo, ni la misma cantidad de producto, ni compran en los mismos lugares, por eso debemos ser flexibles en cuanto a la manera de empacar nuestros productos, esto nos permitirá llegar a una mayor cantidad de consumidores.

 

En épocas de crisis, el consumidor va a buscar siempre la manera de ahorrar, es por eso que el empaque deberá verse novedoso, pero accesible. Se ha comprobado que cuando la gente busca ahorrar evitará de manera automática productos que se vean lujosos y costosos, muchas veces sin siquiera revisar el precio. Esta jugada mercadológica ha sido comprobada en distintas partes alrededor del mundo, en momentos en que las familias se aprietan el cinturón con los gastos.

 

Tengamos claras las muchísimas ventajas de un buen empaque, sin embargo, nunca se debe dejar de lado, que la razón por la que una persona finalmente compra un producto es por sus beneficios, bondades y precios accesibles, entre otros. Por eso siempre debemos de tener ventajas específicas difíciles de copiar. Producto, empaque, distribución, servicio a cliente, promoción, son sólo algunos de los elementos que completan el círculo virtuoso que genera que un consumidor regrese por nuestro producto.

 

El reto para los especialistas en mercadotecnia es cada vez mayor, pues se debe crear un empaque que cuide los costos, a la vez que proteja el producto y lo haga destacar de los demás, sin dejar de representar claramente los valores de la marca. Sin duda una tarea detallada, pero satisfactoria.

 

En Gurpa estamos orgullosos de poder decir que somos la mejor opción en lo que a empaques plásticos se refiere, tenemos la mejor variedad y calidad de productos, estamos siempre dispuestos a trabajar de la mano de nuestro cliente para crear el diseño y modelo que más se adapte a sus necesidades y presupuesto. Queremos que cada cliente nuestro, distribuya orgulloso su producto en un empaque de alta calidad, diseño innovador y que esté a la altura de su producto. Llevamos toda una vida en este medio y sabemos exactamente cómo ayudarte, llámanos y acércate a nosotros para que te asesoremos. Estamos aquí para ayudarte a que tu mercancía llegue más lejos.

Sin comentarios

Los comentarios están cerrados.